LA EXPLOSIÓN DE MAITANE

logo primera iberdrola

Maitane López Millan (Águilas, Murcia, 13-03-1995) está en el mejor momento de su carrera. Es un clásico de Primera Iberdrola, donde ha jugado más de 250 partidos, sin embargo sólo tiene 26 años.  

Está en el ecuador de su carrera, aunque actúa como si tuviera 35. Porque tras debutar en el Collerense en la máxima categoría, asentarse en el Levante y cumplir su sueño de vestir la camiseta de la Real Sociedad, la murciana se ha convertido en la pieza angular de la medular de Óscar Fernández en el Atlético. De momento, lo ha jugado todo. Y su rendimiento le ha dado un premio más que merecido: debutar con la Selección. 

Cuando con cinco años le dijo a su madre que quería jugar al fútbol acababan de mudarse a Mallorca. Sin conocer demasiado la isla, su madre le apuntó al Son Cotoner. Allí creció como futbolista y como persona para convertirse en la Maitane que hoy conocemos. “Un día llegué a casa y le dije a mi madre que me apuntase a fútbol. Y claro, mi madre no sabía nada sobre fútbol femenino en Mallorca porque nos acabábamos de mudar desde Murcia, y se decidió por el club Son Cotoner, que luego pasó a llamarse Sporting Ciutat de Palma. Esta anécdota es muy graciosa porque con cuatro o cinco años fui a entrenar, y mi madre la pobre me decía “no te pongas triste si no te cogen”, y el primer día, ¡me subieron dos categorías!”, contó en una entrevista. Tenía maneras, algo que no de extrañar.

 

De casta le viene al galgo

Si algo lleva en la sangre Maitane es el fútbol. Su padre, José Ignacio López Rekarte, jugó en el Eibar, donde llegó a Segunda División, Orihuela, Yeclano o Águilas, y donde conoció y se enamoró de la madre de Maitane, natural de la ciudad murciana. Decían que era el mejor de los tres hermanos, pero la suerte no estuvo de su lado y la lesiones le impidieron llegar a Primera. «Yo era muy pequeña y no le pude ver, pero en mi familia se dice eso, que mi padre era el mejor de los tres. Jugaba de medio centro, y parecía que iba a llegar lejos, pero una lesión muy grave le apartó del fútbol cuando comenzaba a despuntar en Segunda B”, explicó Maitane en una entrevista. 

La saga empezó con su abuelo, Luís López, ‘El Bomba’. Jugador de los 60 y 70 que pasó por numerosos equipos como Málaga o Real Unión de Irún, donde conoció a su mujer, Jukal Rekarte, con quien se casó en 1961. Sus tíos, míticos jugadores de la Real Sociedad. Luís María López Rekarte jugó, además de en el equipo txuri-urdin, en Alavés, Mallorca, Depor o Barcelona y levantó tres Copa del Rey, una Liga y una Supercopa. Y Aitor López Rekarte, su gran ídolo. Era el espejo donde Maitane se miraba. Desarrollo prácticamente toda su carrera en donosti, salvo su paso por Almería y Eibar una vez dejó el equipo txuri-urdin, y fue parte de aquel equipo con Kovacevic, Nihat o Xabi Alonso. Era su referente y una de las razones por las que un día decidió ser futbolista. 

Las visitas de la Real Sociedad a Mallorca eran fechas claves en la infancia de Maitane. Ahí tenía la oportunidad de ver a su tío, pero también de conocer a muchos de sus ídolos y acudir a Son Moix orgullosa de sentir los colores de la Real Sociedad. Era una auténtica devoción y el que le ayudó a no rendirse cuando las cosas parecían más complicadas. Aitor siempre fue ese espejo en el que mirarse para seguir peleando por un sueño…

De Collerense a Valencia

Tras formarse en el Son Cotoner, después Sporting Ciutat de Palma, Maitane pasó a su máximo rival, el Collerense, que le dio la alternativa en la máxima categoría. Debutó en 2012 en la máxima categoría con sólo 17 años y deslumbró en sus tres temporadas en Mallorca, donde mostró sus mejores números goleadores (23 tantos en 88 partidos), fue nominada a los premios de Fútbol Draft y estuvo en la prevista para el Mundial de 2015. Era el momento de dar el salto y el Levante fue quien más apostó por ella. La hoy centrocampista, llegó a jugar desde central a delantera. Su polivalencia y destreza en todas las posiciones le convirtieron muy pronto en una jugadora muy importante en el conjunto granota. Se consagró con una de las jugadoras más importantes del campeonato tras cinco temporadas en las que disputó 123 partidos. Un crecimiento que le sirvió para cumplir un sueño.

En la temporada 2020-21, Maitane cumplió el sueño de niña: jugar en la Real Sociedad. «El futbol y la vida son etapas, y yo creo que la mía en el Levante había terminado. Necesitaba nuevos retos. Tuve otras opciones, muchas de ellas del extranjero, que era algo que también me motivaba, pero mi ilusión por jugar con esta camiseta me hizo decantarme rápido”, dijo al aterrizar en San Sebastián. La saga López Rekarte continuaba: “Es un orgullo seguir con la historia de la familia en la Real. Llegar a Primera es muy complicado, y que en una misma familia hayan podido llegar varios miembros supone una gran alegría para todos. Demuestra que somos una familia trabajadora y ambiciosa. Es un sueño seguir haciendo historia para la Real como una Rekarte más”. 

El sueño duró un año. Porque, al terminar el curso y con sólo nueve partidos como txuri-urdin cambió de aires para seguir creciendo. Fichó por un Atlético en reconstrucción y se ha convertido en una pieza clave del equipo. Comparte la medular con uno de sus referentes, Silvia Meseguer, y ha conseguido ser imprescindible en sólo unos meses. Una explosión que le ha llevado hasta España. Jorge Vilda ha tirado de la murciana para su última convocatoria y el amistoso contra Marruecos en el Príncipe Felipe le dio al fin la alternativa. Una oportunidad que se le resistía. Pero al fin ha llegado. Ahora, Maitane sueña con poder estar en Inglaterra este verano y, por sus prestaciones de rojiblanco, no sería raro que Vilda apueste por la centrocampista del Atlético. 

Polifacética y estudiante

Pero no sólo de fútbol vive Maitane. La centrocampista ha estudiado la carrera de Educación Primaria con mención en Pedagogía Terapéutica. Una vocación que admite le gustaría ejercer una vez cuelgue las botas. Su permanente sonrisa y su alegría contagia allá donde van. Y su arte. Aunque autodidacta, Maitane sabe tocar la guitarra y su dulce voz ha sorprendido a más de uno en Redes Sociales, donde ya ha colgado algunos vídeos demostrando su sensibilidad musical. Otro de los secretos que esconde Maitane. Una jugadora diferente, con el fútbol en la sangre y el trabajo y la humildad como bandera. Ha llegado el momento de Maitane.

Noticias relacionadas:

El fútbol femenino español se consolida entre las mejores jugadoras del mundo

Fiesta final del campeón, Pichichi para Jenni Hermoso, Zamora para Misa Rodríguez y adiós a Priscila Borja en la jornada 34 de la Primera Iberdrola de fútbol.

Leer más

Vuelve la Primera Iberdrola, vuelve la emoción

Fiesta final del campeón, Pichichi para Jenni Hermoso, Zamora para Misa Rodríguez y adiós a Priscila Borja en la jornada 34 de la Primera Iberdrola de fútbol.

Leer más