JUGADORAS FC BARCELONA FEMENINO: MÁS SOBRE AITANA BONMATÍ

logo primera iberdrola

De pequeña se peleaba con aquellos niños a los que les molestaba que les regateara. Llegó al Barça con 13 años y hoy, con el 14 a la espalda, ya es todo un icono culé.

Sobre el campo es una centrocampista habilidosa, inteligente, con último pase y gol. Fuera de él, combativa y comprometida socialmente. Aitana Bonmatí Conca (Sant Pere de Ribes, 12/01/1998) tiene 23 años y ya es todo un símbolo entre las jugadoras del FC Barcelona Femenino. Con el 14 a la espalda, un número con el que se disgustó la primera vez que se lo dieron, la futbolista catalana se ha convertido en una pieza fundamental del equipo culé. Capaz de ver pases imposibles, la vida de Aitana Bonmatí pegada a un balón empezó, como tantas otras, en el patio del colegio. Esta semana conocemos más a una jugadora que quiere marcar una época.

Jugadoras FC Barcelona Femenino: los inicios de la pequeña Aitana

“Todas las horas que tenía libres las pasaba jugando con los chicos, era la única, y me peleaba mucho con ellos porque era muy competitiva. Antes no estaba bien visto que una niña jugara al fútbol”, contaba Aitana en una entrevista en El País. La jugadora del Barça ha relatado en varias ocasiones que elegir el balón le costó más de un disgusto de pequeña. “Cada día tenía enfrentamientos y peleas con mis compañeros. Éramos pequeños y ellos no toleraban ciertas cosas”, explicaba también en El Periódico.

Pero la ‘14’ azulgrana estaba destinada a romper todos los moldes. De hecho, lo hizo desde su nacimiento. Sus padres querían que Aitana luciera primero el apellido materno, pero la ley, allá por 1998, no lo permitía. Durante dos años la hoy centrocampista culé estuvo inscrita legalmente como Aitana Bonmatí Guidonet —los dos apellidos de su madre—. Y ya en el 2000 fue de las primeras personas en España en ser registrada con el apellido de su madre primero, y el de su padre, segundo. Una pionera.

También lo fue en el Club Deportiu Ribes, al que llegó con apenas siete años y donde era la única chica de sus equipos. En el club de su pueblo natal vivió cuatro años de crecimiento y constante mejoría. Después, dio el salto al Cubelles, atraída por su estilo de juego. Y es que Aitana lo tenía claro desde pequeña: quería balón, jugar al toque.

Aitana Bonmatí desembarca en La Masía

Después, cumplidos los 13 años y siguiendo la normativa vigente, se ve obligada a abandonar el Cubelles y el fútbol mixto en general. El proceso lo contaba la propia Aitana Bonmatí en la revista Panenka: “Mi padre y yo ya habíamos comenzado a buscar equipos en los que pudiese jugar. Hasta que un día llega a las oficinas del club un fax del Barça, y claro…”. La Masía se abría para una futbolista dispuesta a alcanzar todas sus metas.

Así empieza el camino de Aitana Bonmatí hasta ser una de las grandes jugadoras del FC Barcelona Femenino. La de Sant Pere de Ribes iba en transporte público hasta las instalaciones azulgranas y regresaba a casa de noche, casi sin tiempo para nada más. Mientras se convierte en una de las referentes del cadete-juvenil también se va haciendo hueco en la Selección catalana. Es precisamente con la camiseta de su territorio cuando se enfunda por vez primera el ‘14’.

Cuenta Natalia Arroyo, entonces seleccionadora y hoy entrenadora de la Real Sociedad, que a Aitana le molestó un poco que le adjudicara ese dorsal. “Me hacía especial ilusión llevar el ’10’… Al ser la capitana, pensaba que podría elegir dorsal y cuando me dio el ’14’, pues no me hizo mucha gracia, pero mira cuál llevo ahora”, explicaba Bonmatí en Panenka.

Aitana, jugadoras FC Barcelona Femenino.
Aitana celebra su gol en la final de la Copa de la Reina. (Foto: FC Barcelona.

Efectivamente, ahora Aitana luce el ‘14’, pero antes, recién llegada al primer equipo, llevó otros como el 24. Su debut con las mayores fue en la campaña 2015-16, en un partido de Copa, y la temporada siguiente ya se queda como parte oficial de la plantilla de jugadoras del FC Barcelona Femenino.

Con 23 años, Aitana ya tiene un gran palmarés

Poco a poco Aitana se ha ido haciendo hueco en el Barça y en el listado de las mejores futbolistas españolas. Su capacidad de entender el fútbol, visión de juego y llegada la convirtieron pronto en una jugadora a tener en cuenta y su crecimiento iba de la mano de un conjunto culé que también se hacía grande. En su primer año con las mayores, la de Sant Pere de Ribes se alza con la Copa de la Reina, marcando el cuarto y último gol de las suyas en la final ante el Atlético.

Después llegarían una Liga Primera Iberdrola, una Supercopa, dos Copas más (en la última, de la 2019-20, fue nombrada MVP) e incluso una histórica final de Champions para el fútbol femenino español en 2019. Por supuesto, paralelamente, Aitana Bonmatí también ha sido protagonista en las categorías inferiores de la Selección española y en la Absoluta. Fue campeona de Europa Sub-17 y Sub-19 y subcampeona del mundo Sub-17 y Sub-20 y es una fija en las convocatorias de Jorge Vilda.

Fuera del campo, el discurso futbolístico de la centrocampista culé va siempre acompañado por una reivindicación constante de las mujeres deportistas y de la búsqueda de la igualdad. Además, está comprometida con la Fundación del Barça y la labor que realizan en su programa con personas refugiadas. Aitana Bonmatí es un valor dentro y fuera del césped, y está dispuesta a seguir haciendo historia. ¡La seguiremos de cerca!

Noticias relacionadas:

Imagen del ambientazo de Lezama en el derbi vasco femenino.

Día de la Mujer: el fútbol femenino español consolida su crecimiento

En el Día Internacional de la Mujer, repasamos los grandes hitos del fútbol femenino español en los últimos años en el camino hacia la igualdad.

Leer más

Liga Reto Iberdrola, Salma Paralluelo.

Así avanza la liga Reto Iberdrola: líderes, jugadoras a seguir…

Real Oviedo, Deportivo Alavés, Pozoalbense y Villarreal lideran los diferentes grupos de una liga Reto Iberdrola más interesante que nunca.

Leer más