Esther Martín-Pozuelo celebra un gol del Tacón.