MÁS SOBRE ROCÍO GÁLVEZ E IVANA ANDRÉS, CERROJO DEL LEVANTE FEMENINO

logo primera iberdrola

MÁS SOBRE ROCÍO GÁLVEZ E IVANA ANDRÉS, CERROJO DEL LEVANTE FEMENINO

Ambas defensas han jugado todos los partidos del Levante UD Femenino, contribuyendo así a que su equipo sea el segundo equipo menos goleado de la Primera Iberdrola.

Defensa sólida, control del balón y buen fútbol. El Levante UD Femenino de María Pry sabe a lo que juega y lo hace de maravilla. En ataque, Sonia Bermúdez, Esther González, Alba Redondo y Eva Navarro se reparten los minutos y los goles. En el centro del campo, Claudia Zornoza dirige el juego respaldada por una Maitane López agigantada en su posición de pivote defensivo. Por su parte, Gemma Gili, María Alharilla, Estefanía Banini y Nerea Pérez también aportan lo mejor de ellas mismas en esa zona.

Mientras, Jucinara Paz, Marta Corredera y Ona Batlle se encargan del juego por las bandas y Rocío Gálvez e Ivana Andrés son un seguro en el centro de la defensa. Ellas se encargan de que a Sandra Torres y Andreea Paraluta, porteras, les lleguen lo menos posible: 14 goles en contra que convierten a las granotas en el segundo equipo menos goleado de la Primera División Femenina. Por eso, hoy sabremos más sobre Rocío Gálvez e Ivana Andrés, el cerrojo del Levante Femenino.

Las lesiones pusieron a prueba a Rocío Gálvez

“Me llegué a plantear la retirada tras la segunda lesión”, afirmaba Rocío Gálvez (Córdoba, 15/04/1997) en Beticismo.net al hablar sobre las dos roturas de ligamento cruzado que sufrió en su rodilla derecha en 2016 y 2017. Pero la cordobesa es una de esas jugadoras de fútbol con carácter, que nunca da un balón por perdido y sabe sacrificarse. Quizá por eso pudo superar lo peor de la carrera de una futbolista y hoy es una de las grandes centrales del fútbol español.

Rocío Gálvez jugó al tenis durante seis años cuando era pequeña. Hasta que le dijo a su madre que lo que a ella le gustaba era el fútbol. Así, empezó su carrera en el Deportivo Córdoba, desde donde dio el salto al Sevilla FC con 14 años. Dos temporadas después, recaló en el Real Betis y de ahí al Atlético de Madrid Femenino. Por el camino, había ganado la medalla de bronce en el Europeo Sub-17 de 2013 y las de plata en el Europeo y el Mundial de dicha categoría en 2014. Si entonces todo fueron alegrías, ya como rojiblanca le tocó vivir lo opuesto.

Tras dos años en el club colchonero, la defensa cordobesa se rompió el ligamento cruzado anterior y el menisco externo de la rodilla derecha en marzo de 2016. La lesión mantuvo a Rocío Gálvez más de seis meses alejada de los terrenos de juego y cuando volvió al ‘verde’ y recuperó sensaciones, otra vez. Nueva rotura del ligamento cruzado de esa misma rodilla, de la que fue operada en enero de 2017. Aquel fue “un año complicado”, en el que aprendió “a levantar la cabeza y seguir adelante”, según contaba la propia futbolista en su perfil de Instagram.

Explosión en el Betis y salto al Levante Femenino con María Pry

Y siguió adelante. Rocío Gálvez se recuperó y en la temporada 2017/18 regresó como cedida al Real Betis Féminas, donde fue recibida María Pry, a la que ya conocía de su etapa anterior como verdiblanca. En Sevilla volvió a sonreír y encontró la regularidad, 2 387 minutos en 27 partidos, así que se quedó en el Betis. En la 2018/19, disputó 29 partidos y 2 485 minutos, marcando dos goles y viendo sólo dos amarillas, dato muy significativo para una defensa.

Finalmente, el pasado verano, tras la marcha de la que había sido su entrenadora como verdiblanca, María Pry, al Levante Femenino, Rocío Gálvez hizo las maletas y firmó con el club granota por dos temporadas. La defensa cordobesa se ganó un hueco en el once inicial desde el principio y ha jugado los 17 partidos disputados por su equipo hasta ahora, partiendo en todos ellos como titular. Su gran nivel ha hecho que sea convocada por la Selección Española Promesas.

Seria, atenta al corte y con buena salida de balón, forma una pareja perfecta en la defensa del Levante Femenino junto a Ivana Andrés, siguiente protagonista.

De capitana del Valencia al Levante Femenino

“Gracias. No es la primera palabra que se me ocurrió ni la última cuando tomé la decisión que me lleva a escribir esta carta, pero sí la más importante”, decía Ivana Andrés (Ayelo de Malferit, Valencia, 13/07/1994) en su carta de despedida del Valencia CF después de nueve años en los que llegó a ser la capitana del equipo che. No se fue muy lejos, el Levante UD Femenino fue su destino en la temporada 2018/19.

Seria, rigurosa, detallista y comprometida sobre el césped –también fuera de él, es educadora social– la zaguera se hizo con un puesto desde su llegada al club granota, jugando 2 317 minutos en sus 28 participaciones en la Primera Iberdrola. Esta campaña, formando el tándem perfecto junto a Rocío Gálvez, va por el mismo camino: 17 titularidades en los 17 partidos ligueros disputados por el Levante UD hasta ahora.

Habitual en las convocatorias de la Selección Española Femenina, asistió al Mundial de Canadá en 2015 y al de Francia en 2019. Además, en categorías inferiores fue campeona de Europa Sub-17 en dos ocasiones (Suiza, 2010 y 2011). A pesar de su juventud, 25 años, ya es toda una veterana en la Primera Iberdrola y una de las grandes jugadoras de nuestro fútbol. ¿Quieres saber cómo empezó?

Ivana Andrés, jugadora de fútbol del Levante UD.
Ivana Andrés, con el brazalete de capitana en el Levante. Foto: @LUDFemenino.

Ivana Andrés: seis años jugando con niños

Como tantas otras jugadoras de fútbol, Ivana Andrés empezó jugando junto a chicos. Así lo hizo desde los cinco hasta los 11 años, pues en aquel entonces no había equipos femeninos ni en su localidad ni en las más próximas. Ya en 2005, un Campus del Valencia supuso su ingreso en la selección autonómica y el Colegio Alemán.

Ese fue el paso previo al Valencia CF, donde se convirtió en una de las jugadoras más importantes de la historia de su sección femenina. Vistió la camiseta albinegra desde 2009 a 2018 y llevó el brazalete de capitana. Entonces cambió de elástica, no de ciudad. La decisión de Ivana Andrés de ir al Levante Femenino el verano de 2018 fue arriesgada, sí, pero el tiempo le ha dado la razón. Hoy, su equipo es tercero en la Primera Iberdrola, a dos puntos de los puestos que dan acceso a la Women’s Champions League.

Y la valenciana es intocable en el centro de la defensa. Rocío Gálvez e Ivana Andrés forman un cerrojo que pocas delanteras son capaces de abrir.

Noticias relacionadas:

Futbolistas españolas Francia 2019

Los momentos más especiales del fútbol femenino en 2019

Repasamos los momentos más especiales que ha dejado el fútbol femenino en este 2019. Récords de asistencia, títulos, el Mundial... ¿Con cuál te quedas?

Leer más

Eunate Arraiza, jugadora del Athletic Club, deporte inclusivo.

Más sobre Eunate Arraiza: talento para un deporte sin exclusiones

Eunate Arraiza, única futbolista profesional con sordera en Europa, debutó en la Primera División Femenina con 14 años. Hoy, con 28, es un ejemplo a seguir.

Leer más