MÁS SOBRE BANINI, MAGIA DEL LEVANTE E ICONO DEL FÚTBOL FEMENINO EN ARGENTINA

logo primera iberdrola

De niña le costó encontrar un equipo en el que la dejaran jugar y hoy es el icono del fútbol femenino en Argentina.

“A los cinco años estaba decidida a jugar al fútbol y se lo dije a mi familia”, ha explicado en varias ocasiones Estefanía Banini (Mendoza, Argentina, 21/06/1990). La hoy centrocampista del Levante nunca ha tenido problemas en hablar sobre la discriminación que vivió como mujer que quiso dedicarse al fútbol. Cuando apenas era una niña, le costó un tiempo encontrar un equipo en el que la dejasen jugar al balón.

Hasta que dio con Cementista, un club de barrio de fútbol sala masculino, y Eduardo Pérez, el entrenador que marcó su primera etapa en este deporte. “La realidad es que siempre me trataron distinto”, cuenta en un conocido medio digital suramericano. Pero Banini nunca ha dejado de luchar contra ese machismo que sufrió —y sufre— y hoy es un icono del fútbol femenino en Argentina. Tanto dentro como fuera del campo. Hoy conocemos más a una futbolista con carácter, liderazgo y, sobre todo, mucha magia.

Los inicios en el fútbol femenino de Argentina

Realmente los inicios de Estefanía Banini en el fútbol, nada tuvieron que ver con el femenino. La mendocina jugó durante diez años con chicos. “Siempre me acuerdo del día que llegó. Venía de la mano de su mamá y su papá, que llegaron algo cabizbajos porque a Estefi no la aceptaban en los clubes y creían que yo también les iba a decir que no”, relata Eduardo Pérez, entonces técnico de Cementista en el portal Todo Noticias. La historia continúa en boca de la propia Banini: “Ni lo pensó, me dijo que me sumara. En él encontré un refugio muy grande”.

La ahora futbolista del Levante estuvo diez años jugando en Cementista, pasando por todas las categorías inferiores. Entonces era la única chica del club y, muchas veces, la única también a la que se enfrentaban sus rivales. Precisamente los padres de sus adversarios pedían a los suyos que firmaran una nota de que eran responsables de lo que pudiera pasar, los había también que no soportaban que una niña los “humillara” dentro de la pista… “Al principio, los varones no me entraban fuerte y los padres decían que cómo iba a jugar una mujer. Después había chicos que me iban a pegar por el simple hecho de ser mujer, o por impotencia. La realidad es que siempre me trataron distinto”, ha contado Banini en más de una ocasión.

A pesar de las adversidades, la mendocina siguió dedicándose a lo que más le gustaba. Con 15 años, pasó a jugar fútbol 11 y Las Pumas, de su ciudad natal, fue su primer equipo femenino de fútbol. Desde este club pudo dar el salto a la Selección argentina, con la que fue convocada en categoría Sub-17. Desde entonces, Banini es una habitual en la Albiceleste, aunque también ha tenido sus idas y venidas. En parte, por su lucha para que las jugadoras de fútbol femenino argentinas fueran tratadas adecuadamente.

Colo-Colo, Estados Unidos y la Primera Iberdrola

Ante la imposibilidad de seguir creciendo en el fútbol femenino de Argentina, Banini decidió aprovechar la oportunidad que se le presentó en el extranjero en 2010. La argentina había realizado una gran Copa Ameríca y se fijaron en ella. El Colo-Colo, de Chile, le ofreció poder compaginar sus estudios con el fútbol, así que hizo las maletas y se marchó al país vecino.  Con las albas, la mendocina se proclamó campeona de los torneos Apertura y Clausura en 2011, 2012, 2013 y 2014, pero su mayor éxito, sin duda, fue la Copa Libertadores de 2012. Individualmente, Banini fue elegida Mejor Deportista del fútbol femenino de Chile en 2013, siendo la primera extranjera que lo obtenía.

Después de su andadura chilena y de seguir creciendo paralelamente en la Selección argentina, la centrocampista firmó en 2015 por el Washington Spirit, de la National Women’s Soccer League. Fue precisamente durante su etapa en la Liga estadounidense cuando sufre una lesión de gravedad en su rodilla derecha, que la dejaría fuera unos seis meses.

Y tras el efímero sueño norteamericano: España. Pero todavía no hablamos de su etapa en el Levante, sino en la de su equipo vecino, el Valencia. En la campaña 2016-2017, Banini juega 14 partidos en la Primera División Femenina con la camiseta che, marcando tres goles, uno de ellos en un estadio Mestalla con miles de personas en su grada.

Siempre con grandes metas en el horizonte, Banini regresó después al Washington Spirit, justo antes de comenzar su mejor etapa en España. Ahora sí, en el Levante.

Banini, fútbol femenino Argentina
Banini celebra un gol con el Levante. (Foto: Levante UD).

Banini, pieza clave de un Levante que aspira a grandes cosas

En la temporada 2018-19, la referente del fútbol femenino de Argentina aterrizó en el Levante, con un proyecto estable que aspiraba a volver hacer grandes cosas en España. La interior izquierda, diestra y con gran visión de juego, pronto se convirtió en pieza clave del conjunto granota, con el que marcó cinco goles en 19 partidos.

Su gran papel en la Primera Iberdrola le sirve, por supuesto, para asistir al Mundial de Francia 2019, con el 10 a la espalda y el brazalete de capitana. En su país de origen se han referido a ella en muchas ocasiones como ‘La Messi’, algo que a Banini no molesta. Pero señala: “Me gustaría que comenzaran a conocernos por nuestro nombre y que se dejen de comparaciones. No por mí, sino por todas las figuras del fútbol femenino”.

La campaña pasada, 2019-20, finalizada a causa de la pandemia del coronavirus, también fue buena para la centrocampista argentina, que marcó tres goles y disputó un total de 18 partidos. Esta, también está teniendo protagonismo en el Levante. Ha sido subcampeona de la Supercopa de España y lucha por meterse en la Women’s Champions League.

Siempre a disposición de sus compañeras en el centro del campo, con visión de juego y una diestra mágica, Banini es toda una estrella en la Primera Iberdrola. También del fútbol femenino argentino, por el que nunca deja de luchar. “Hoy voy a Argentina y veo un progreso muy grande respecto de cuando yo empecé. Me gusta, pero no alcanza”, advierte una futbolista que ha roto siempre todas las barreras que se le pusieron por delante.

Noticias relacionadas:

Jugadoras del Atlético de Madrid femenino, Deyna

Deyna se consagra como una estrella más de la Primera Iberdrola

Aunque llegó a la Primera Iberdrola en enero de 2020, Deyna Castellanos no había brillado hasta la presente temporada. Es una estrella dentro y fuera del campo.

Leer más

Liga Reto Iberdrola, Salma Paralluelo.

Así avanza la liga Reto Iberdrola: líderes, jugadoras a seguir…

Real Oviedo, Deportivo Alavés, Pozoalbense y Villarreal lideran los diferentes grupos de una liga Reto Iberdrola más interesante que nunca.

Leer más